jueves, 20 de diciembre de 2012

Bacalao en Salsa del Piquillo



Todos sabemos que los platos entran por los ojos, sobre todo si es algo que no hemos probado nunca, la vista te invita a ello... y si luego encima está buenísimo pues ya os podéis imaginar. Este fue el caso de esta receta. En casa nos gusta bastante comer pescado, pero a veces es monótono hacerlo siempre a la plancha o al horno, aunque esté bueno, llega un punto que cansa, como todo. 

Mirando por algunos blog llegué por casualidad hasta La Cocinika De Ana y me cautivó las fotos que había puesto, sinceramente. Luego leyendo la receta resultó que era muy sencilla, nada elaborada. No había que pensar más... ¡Tenía que probarlo!




Si la comparais con la original vereis que he hecho algunas variaciones, nada importante, adaptándola a lo que tenía en la nevera, básicamente jajaja...pero el resultado ha sido satisfactorio. Por ejemplo he usado langostinos en vez de gambas, que son más grandes y sabrosos, y en lugar de usar caldo de pescado, he hecho un fumet con las cascaras y cabezas de los propios langostinos... así la salsa tiene un saborcito a ellos ; ). Como no tenía almejas... pues sin almejas, aunque dan más vistosidad y categoría al plato. Y luego para flambear he sustituido el brandy, que es lo que se usa habitualemte, por ron, Ron Areucas, el de Canarias jajaja que en casa siempre hay una botella rondando por ahi jeje...

Y este ha sido el resultado... Una salsa cremosa y suave que le queda perfecta al bacalao mmm... De guarnición una batatita blanca con pimentón dulce y listo.





Ingredientes:
  • 6/7 Lomos de bacalao al punto de sal
  • 12 Langostinos
  • 5 Pimientos del piquillo
  • 1/2 Copita de ron (unos 100cc)
  • 250ml Nata liquida de cocinar
  • 2 Dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Pimienta blanca molida
  • 1 Cucharita de azúcar 
  • Sal 




Elaboración:
  1. Pelamos los langostinos y metemos las cáscaras y las cabezas en un cazo unos 200ml de agua aproximadamente, y lo ponemos al fuego para que hierva unos minutos. Luego lo colamos y reservamos. Ya tenemos el fumet o caldo.
  2. En una sartén calentamos a fuego medio-bajo un chorito pequeño de aceite y hechamos los ajos a laminas. Cuando estén dorados añadimos los pimientos de piquillo y salteamos unos minutos.
  3. Añadimos la copita de coñac, dejamos un minuto que se caliente y flameamo, o lo que es lo mismo, le prendemos fuego, para que se evapore el alcohol.
  4. Ahora echamos la nata y unos 100ml del caldo, echamos la cucharita de azúcar, salpimentamos al gusto dejamos cocinar a fuego medio unos minutos sin que llegue a hervir, para que no se nos corte la nata.
  5. Lo pasamos al vaso de la batidora y trituramos, lo pasamos de nuevo al fuego y lo mantenemos caliente, sin que llegue a hervir. Probamos de sabor... en este momentos podemos añadir más nata o caldo a nuestro gusto... para obterner una salsa con un sabor más o menos intenso, más o menos espesa... al gusto.
  6. Cuando tengamos el punto de la salsa añadimos las colas de langostino peladas para que se hagan a fuego bajo-medio. 
  7. Una vez que estén cocinados los langostinos, reservamos la salsa manteniéndola caliente.
  8. En una sartén aparte, ponemos un poco de aceite. Una vez caliente doramos el bacalao, poniendo los lomos primero por el lado de la piel. Damos la vuelta cuando se haya cocinado más o memos hasta la mitad. El fuego tiene que ser suave y cocinarse lento.
  9. Servimos los lomos en platos y los bañamos con la salsita reservada.



Consejos:

- Si no tienes langostinos usa gambas como en la receta original, y sustituye el fumet por caldo de pescado o de marisco. Quedará igual de bien.

- Si no te gusta el bacalao utiliza el pescado que más te guste: merluza... 

- Para flambear vale cualquier bebida alcohólica de alta graduación. Las más utilizadas son el coñac, el brandy, el ron y el whisky. Usa lo que tengas por casa.

- Utilizas unos pimientos de piquillo de calidad, vale la pena pagar un poquito más... ya que la salsa dependerá de ello. Añadimos una cucharadita de azúcar para restar un poco el ácido los pimientos. Prueba la salsa antes de echarla, porque a lo mejor no la necesita ; )


- De guarnición pon lo que más te guste. Yo he optado por batata, que me encanta. La he guisado entera, bien lavada, con cácara y todo. Luego la he cortado en rodaja de medio centimetro más o menos y le he espolvoreado pimentón dulce molido.


¡Ya está todo listo! ¿Haz visto? En muy poco tiempo tendrás un plato que a simple vista parece mucho más elaborado. Quedarás como un rey o una reina con tus invitados con muy poco esfuezo : D...





 Y lo más importante... ¡está delicioso!




 ¡Qué no digan que no sabes cocinar!



 




Espero que os haya gustado : P